Orgánico, vegano, ecológico, casero, cruelty free… Son etiquetas que aparecen frecuentemente en los envases de maquillaje y productos de cuidado facial. Pero, ¿cuál de estas cualidades respeta verdaderamente al animal?

 

Un producto vegano no es necesariamente un producto no testado en animales. Lo mismo ocurre al contrario: la cosmética cruelty free puede que no experimente con animales para probar sus productos, pero eso no quita que contenga ingredientes de origen animal. Entonces… ¿qué diferencia hay entre la cosmética vegana y la cruelty free? Vamos a aclarar ambos conceptos.

Vegano no es sinónimo de cruelty free

“Antes era todo mucho más fácil. Llegabas a la tienda y tenías que elegir, como mucho, entre dos cremas. ¡Cuánta complicación!” Es la frase que más oigo decir a mi madre cuando entramos a una tienda de cosmética… Y razón no le falta. El hecho de que existan cada vez más opciones complica la toma de decisión. Sobre todo si desconocemos el significado de cada etiqueta. Esta duda puede que te la hayas planteado más de una vez. No, cosmética vega y cosmética cruelty free no es lo mismo.

 

  • Un producto vegano significa que no contiene ingredientes de origen animal ni derivados, como colágeno, cera, miel, L-Cisteína, glicerina o queratina. Estos son solo algunos de los ingredientes de origen animal más comunes, pero puedes consultar una lista más completa aquí. Una categoría un poco menos exigente es la de vegetariano, que supone que el producto no puede contener ninguna parte del animal, pero sí ingredientes producidos por este.
vegan
  • Un producto cruelty free quiere decir que no ha sido testado en animales, es libre de maltrato animal. Para ello, tanto el producto final como todos los ingredientes que éste contiene no pueden haber sido testados en animales, aunque sí pueden provenir del animal. La responsabilidad no solo recae sobre la marca que comercializa dicho cosmético, sino que incumbe también al resto de empresas contratadas solo para llevar a cabo una parte de la producción. Si alguna de estas utiliza animales para testar sus ingredientes, la marca no es ‘cruelty free’ ni puede recibir el sello correspondiente.
cruelty free

Ahora ya lo sabes. Ya era hora de refrescar conceptos y remover las conciencias. Según la organización animalista PETA, más de 100 millones de animales en todo el mundo están siendo usados para testar en ellos productos de belleza

¿No te parece increíble? Ya no solo por la cifra abrumadora, sino, sobre todo, porque sabemos que no es necesario utilizar a los animales para elaborar productos y menos aún para testarlos en ellos. De hecho, esto último está prohibido por ley en los países de la Unión Europea, aunque se trata de una ley bastante laxa. Y es que, el hecho de que una marca no teste en Europa, no significa que no lo haga fuera de las fronteras: el ejemplo más claro lo encontramos en China, allí muchas marcas de cosmética venden sus productos y para hacerlo la ley china les obliga a testar en animales. Así, cualquier marca que en Europa asegure ser ‘cruelty free’, pierde esa categoría al entrar en venta en el mercado chino.

Elegir con conocimiento

Parece complicado, ¿verdad? Averiguar si una marca está libre de crueldad animal y qué ingredientes utiliza para elaborar sus productos es una tarea ardua.  Y más si tenemos en cuenta la cantidad de desinformación que podemos llegar a encontrar en internet. Pero gracias a organizaciones como PETAThe Vegan Society o Leaping Bunny es posible buscar directamente una empresa de cosméticos y conocer su postura al respecto.

Por suerte, cada vez son más las firmas que se desmarcan de estos procedimientos tradicionales y apuestan por una producción libre de sufrimiento animal y con ingredientes de origen natural.

 Innü es una de ellas.

¡We love animals!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
Share on pinterest

ÚLTIMAS ENTRADAS

Conoce toda la actualidad.