Humectante natural, hidratante y regenerador. Así es Fucus, una especie de alga parda con múltiples beneficios para la salud y, más concretamente, para nuestra piel. Vamos a conocerla más a fondo.

No es la primera vez que hablamos de las algas marinas y tampoco será la última, pues son el principio activo de la gama corporal de Innü. Nuestra fórmula combina las propiedades de cinco especies diferentes de algas, las cuales iremos explicando en diferentes posts. Esta vez, toca hablar de Fucus.

alga-parda

Fucus, ‘fucus vesiculosus’ en latín

Pertenece a la familia de las Fucáceas y su mote tiene un motivo: el color verde de la clorofila queda enmascarado por otros pigmentos de color marrón, lo que crea esa combinación parduzca de colores. El Fucus se caracteriza por presentar un talo o ”tejido falso” (entendido como el conjunto de la raíz, el tallo y las hojas) delgado y ramificado. Esta parte es sobre la que se trabaja para extraer sus propiedades.

¿Dónde se encuentra?

El Fucus crece extensamente, de manera silvestre, en aguas poco profundas de la costa rocosa atlántica nororiental, principalmente en el Canal de la Mancha, Már Báltico, Mar del Norte, Bretaña, así como en las costas del este de los Estados Unidos. En algunas zonas del Océano Atlántico cubren grandes superficies, siendo conocidas estas áreas como ‘mar de los sargazos’.

Usos

En algunos países asiáticos como Japón, esta alga es parte de los alimentos que se consumen regularmente. De hecho, el Fucus es un excelente suplemento dietario en obesidad y, además, presenta múltiples beneficios en medicina: se usa en el tratamiento de reflujo gastroesofágico, gastritis y como anticoagulante, entre otros. También, está muy extendido su uso en mesoterapia y como cicatrizante de heridas. En cosmética, se caracteriza por su gran poder anticelulítico, por eso es muy común verlo en geles y cremas.

En la piel

La acción combinada de varias sustancias biológicas presentes en el alga Fucus es extraordinaria. Entre estas sustancias se encuentran azúcares, minerales, proteínas, aminoácidos, antioxidantes, vitaminas y clorofila. El complejo de polisacáridoaminoácido contenido en las algas tiene el efecto de un humectante natural. Entre sus múltiples beneficios, podemos destacar los siguientes:

  • Humidifican la piel.
  • Ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.
  • Son revitalizantes, debido a los minerales y vitaminas que contiene.
  • Retrasan la degeneración de las células.

El mundo de las algas es inmenso, es un gran campo en el que aún queda mucho por explorar. Pero en Innü tenemos algo claro, y es que nos declaramos fans incondicionales del Fucus y de las algas marinas en general. Por ello, nuestra primera línea de productos se basa en ellas. ¡Declárate amante incondicional de ellas! ¡Pruébalas!

We love animals. We love nature.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *