Tratar el acné, dormir de un tirón e incluso acabar con los piojos son solo algunos de los beneficios de los aceites esenciales. Estos extractos vegetales se han usado durante miles de años por sus grandes propiedades. ¡Descúbrelas!

Lucir una piel luminosa, hidratada y suave es el máximum de toda rutina facial y de la cosmética. Actualmente, en el mercado existen multitud de productos pero algunos son muy costosos y es por ello que desistimos en realizarnos el tratamiento completo (¡error!). Nuestros aliados, los aceites esenciales naturales, han supuesto un antes y un después en la forma de cuidarnos. Gracias a los aceites podemos tener una excelente opción para tener una piel saludable, sin tener que invertir mucho dinero. Aunque no es algo nuevo. En el antiguo Egipto ya los usaban y, a día de hoy, están presentes en nuestras vidas más de lo que esperamos. Para un correcto uso de los aceites esenciales es importante conocer qué son, cómo actúan, cuáles son sus propiedades, etcétera. Por ejemplo, no se deben confundir con los aceites aromáticos usados en la cocina, aunque los aceites esenciales también tienen un uso culinario, de forma muy específica. 

¿Qué son los aceites esenciales?

Todos los vegetales aromáticos, ya sean árboles o plantas, contienen esencias y los aceites esenciales puros son el extracto más potente de esas esencias. Su extracción puede darse tanto en sus tallos y raíces, como en sus hojas y flores. Estas esencias contienen moléculas aromáticas, que son las que confieren el propio olor, y otras moléculas que conforman sustancias químicas con distintas propiedades, las cuales protegen al vegetal frente a ataques (hongos, bacterias, plagas…). Gracias a ello, los aceites esenciales puros contienen variedad de propiedades que pueden ayudarnos si sabemos usarlos bien. 

Sus distintos usos. Cosmética natural

Anteriormente hemos mencionado el uso culinario de los aceites esenciales, pero también está extendido su uso en medicina, veterinaria, mujeres embarazadas y niños, aromaterapia o, por supuesto, en cosmética. La mayoría de los aceites esenciales aportan ácidos grasos, como vitaminas A, E, D y B, que se pueden consumir o aplicar directamente en la piel provocando retrasar los efectos del envejecimiento, reduciendo la apariencia de manchasarrugasacné, sequedad o celulitis, entre otros. Lo más importante es saber cuál y cómo escogerlos, ya que, como hemos dicho en otras ocasiones, cada piel requiere unos cuidados específicos. Según el tipo de problema que tengamos o zona que queramos mejorar existen un lista de aceites que puedes utilizar.

Algunos de los más comunes

  •  Aceite de Argán:

Es uno de los más utilizados en cosmética natural, tanto para el cutis como para el cabello. Contiene vitamina E y ácidos grasos esenciales que nutren la piel y previenen el envejecimiento. Suele emplearse como antiséptico, quemaduras de sol, y fortalece uñas y cabello.

  •  Aceite de árbol del té:

Aunque te sorprenda uno de sus principales usos es la eliminación de piojos, actúa como antimicrobiano. También es muy recomendado para acné, hongos y ayuda a la cicatrización.

  •  Espino de mar:

Sus propiedades antioxidantes lo han convertido en un aceite completísimo. Contiene Omega 3, 6 7 y 9, los cuales previenen el envejecimiento prematuro de la piel y la regenera.

  •  Aceite de Coco:

    ¿Te has quedado sin desmaquillante? Pues no sufras porque con este aceite estás salvada, podrás eliminar incluso los productos resistentes al agua, a la vez que eliminar impurezas e hidratar el rostro. Su capacidad de hidratación es enorme, y además huele genial.

  •  Aceite de Semillas de Uva:

    Este aceite es rico en vitaminas y azúcar. Una de sus principales características es que nutre y repara los tejidos celulares, debido a que es muy rico en antioxidantes. Sirve como estupendo exfoliante para la piel, reduce la inflamación y piernas cansadas… ¡Genial para esos días sin descanso!

  • Aceite de Manzanilla:

Los usos y propiedades de este aceite son variados, por lo que es uno de los más utilizados, tanto en salud como en cosmética. Algunas de las propiedades de este aceite son: antinflamación aportando un efecto calmante, hidratación; ayuda a combatir la sequedad y nutrición; contiene vitaminas antioxidantes con un gran poder rejuvenecedor. 

  •  Aceite de Rosa Mosqueta:

    Este aceite es muy común y de los más conocidos. Se utiliza para tratar la piel y darle más suavidad. Puedes añadir unas gotas de éste aceite a tu crema diaria, ayudará a reducir las temidas estrías, manchas y marcas. ¿Pero sabes realmente cuál es su secreto? Su alto contenido en ácidos grasos como Licopeno, Caroteno y vitaminas A, E, C y B1. Sin duda, un indispensable en nuestro ‘cajón de belleza’.

¿En qué debo fijarme a la hora de comprar un aceite?

Uno de los factores más importantes a la hora de comprar aceites naturales debe ser, que esté prensado en frío (suele indicarlo en la etiqueta). Este proceso es muy importante, ya que conserva intactas todas sus propiedades, obteniendo así la máxima calidad y por tanto unos mayores beneficios.

Haz click sobre la imagen para conocer nuestros productos

 

En definitiva tenemos a nuestro alcance un sin fin de posibilidades. Aprendamos a conocerlos, démosle uso… Los productos Innü, como nuestro Aceite de ducha, se han elaborado con algunos de estos extractos vegetales sumándose, junto con las algas marinas, a nuestro equipo de grandes aliados. ¡Mímate con Innü! 

Si quieres saber más sobre los aceites esenciales y su uso cosmético, la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) te ofrece una guía muy útil.

We love animals. We love nature.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *