Quizás estemos más acostumbrados al término “Reciclaje”, pero seguro que no tanto al “Zero Waste”. Aunque su definición es sencilla, su aplicación no lo es tanto, sobre todo cuando tenemos unos hábitos de vida alejados totalmente de esta filosofía.

Cuando hablamos de Zero Waste nos referimos a practicar un estilo de vida que reduzca los residuos de nuestro entorno. Conseguir Cero Residuos es un objetivo mucho más amplio que reciclar. Engloba tanto la reutilización de materiales y recursos como el uso apropiado de los mismos para no tener que reciclar, evitando residuos.

Este movimiento lleva más de 20 años en pie, pero hasta hace bien poco nadie sabía de su existencia. Será este motivo por el que muchos no sabemos cómo comenzar a tener estos nuevos hábitos de vida para conseguir devolver a la naturaleza lo que ella no da.

¿Por dónde empezamos para conseguir Zero Waste?

1. Tú lo puedes hacer, sólo tienes que proponértelo

A nivel personal podemos comenzar a tener conciencia de nuestro gasto en energía y materiales en nuestro día a día. Reducir el consumo de envases plásticos, apostar por la reutilización de recipientes ya es un paso dentro de esta nueva forma de vida. Si a pesar de intentar no utilizar envases plásticos, esto es inevitable, utilizar un packaging reciclable que respete el planeta, hechos de plástico HDPE cuya reconversión en otros artículos es muy fácil, ayudará a mejorar el medioambiente.

También podemos consumir productos de nuestro entorno como el caso de nuestros cosméticos veganos, realizados a partir de algas marinas, cítricos, almendras y otros productos de la provincia de Murcia donde nos encontramos.

2. El cambio en la sociedad que nos pide nuestro planeta

Además de tener una filosofía de vida a tope con el reciclaje y el Zero Waste, la sociedad en su conjunto debe facilitar que esta forma de vida vaya más allá de las paredes de cada hogar. Realizar una fuerte inversión en educación medioambiental, incentivar a empresas privadas a realiza este cambio y promocionar las bondades de esta forma de vida, son fundamentales para seguir disfrutando de nuestro planeta el tiempo en el que aquí habitemos.

3. Apoyo gubernamental a esta causa

Este movimiento que empezó en San Francisco a mediados de los 90 y a principios del 2000, no se hubiera convertido en lo que es actualmente sin el apoyo de los organismos públicos. De hecho, San Francisco fue la primera ciudad de EEUU en crear una jurisdicción para reducir la cantidad de residuos. Dar facilidades a las empresas y los ciudadanos para evitar productos que generen residuos, es algo imprescindible para esta filosofía de vida se convierta en una nueva forma de vida, donde se priorice el mundo por encima del bien individual.

El mundo empieza a unirse al movimiento “zero waste”

Son muchas la iniciativas públicas y sobre todo privadas de organismos no gubernamentales que apuestan claramente para conseguir de nuestro planeta un mundo mejor. Os aconsejamos algunos blogs y webs donde encontrar más información sobre este movimiento que debe formar parte ya de nuestro día a día. Por ejemplo un par de asociaciones: Zero Waste Europe o Zero Waste International Alliance donde podrás encontrar a nivel internacional los últimos movimientos institucionales. También blogs como el de Ecoblog Nanoa con multitud de consejos caseros para evitar residuos o El bien social donde tienen un apartado de “Vida Zero Waste” genial para estar al día de todo lo que se va avanzando en este tema.

Esperamos que te gusten nuestras recomendaciones y juntos podamos construir un mundo donde los animales, plantas y humanos, vivamos en perfecta sintonía los unos con los otros.

We love animals. We love nature.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *